Cuando Rolando Bedoya (10-1) tomaría una pelea por el título interino frente a Cristiano Estela en setiembre del año pasado, lo haría por su afán de unificar el título frente al campeón Enrique Granados. Y ahora, luego de casi 15 meses, finalmente, Bedoya podrá cumplir su afán de ser el único campeón peso wélter en el FFC 36.

“Esta preparación, este campamento ha sido muy, pero muy duro”, diría Rolando, de 21 años de edad. “Estoy preparado para todo lo que se presente en la pelea”.

Después de su última pelea en setiembre del año pasado, Bedoya empezaría una carrera en kickboxing paralelamente a cargo de Miguel Sarria, líder de la escuela Inka Sarria Fighters, compitiendo en la escena nacional e internacional.

Así, “La Máquina” ha mejorado sus habilidades dentro de la jaula y presenta ahora un juego de pelea más variado.

“Me ha servido mucho. Pienso que lo mejor para las MMA es el kickboxing por su movilidad y variantes a la hora de golpear”, agregó. “Siento también que puedo llegar lejos en el kickboxing. Sin embargo, veremos cómo se desarrolla mi carrera. Todo es posible”.

Esta pelea, que marcará su presentación número 12 dentro de las MMA, será probablemente la más importante en lo que va de su carrera. Rolando Bedoya unificará el título de los 77 kilogramos frente al campeón, el mexicano Enrique Granados (20-6), un peleador con mucha experiencia y grandes batallas en su haber.

“Es un peleador fuerte y muy experimentado, pero, a lo largo de mi carrera y en cada una de mis peleas, siempre he enfrentado a gente de mayor edad y con más experiencia”, dijo. “En cada pelea me he superado a mí mismo y también a mi rival. Siento que esta vez no será distinto. Si la pelea se desarrolla de pies, estoy más que listo y fuerte; y si se va al piso, estoy igual de listo y fuerte para todo. Estoy preparado para resolver cualquier situación”.

Con la llegada de UFC a Latinoamérica, la mayoría de peleadores jóvenes del MMA nacional están apuntando al octágono. Y Rolando Bedoya, quien tiene un excelente currículo como para competir en ese escenario, se encuentra ahora mismo enfocado únicamente en su pelea en el FFC 36.

Después de su pelea frente a Enrique Granados, Bedoya y su equipo podrán evaluar detenidamente qué sigue para ellos.

“La verdad, yo solo estoy mentalizado en ganar esta pelea, así como estoy preparado para cualquier rival y reto que se venga, ya sea en UFC, Bellator o Glory. Con la ayuda de mis maestros y compañeros, sé que lo puedo todo. Primero voy a dar todo de mi en esta pelea y luego pensaré en el futuro”.

FFC 36: Mora vs. Lion 2 se llevará a cabo el miércoles 19 de diciembre en El Rosedal de Surco.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí