El excampeón welter del FFC, Rolando Bedoya, agarró sus maletas y prendió vuelo para Sao Paulo, Brasil, para empezar un campamento con la mira puesta a próximos retos.

Ahora Bedoya se encuentra entrenando en el gimnasio Chute Boxe a cargo de Diego Lima, junto a figuras como Laureano Staropoli, Charlex Oliveira, Flavio Alvaro, entre otros.

”Es importante un campamento fuero del país porque primero te abre la mente en conocer nuevas formas de hacer las cosas, de entrenar, nuevos compañeros, otros niveles y es muy enriquecedor en todos los aspectos”, comentó el peleador local.

”También está la parte del enfoque. Acá no tengo distracciones, me dedico solo a entrenar, comer y dormir. Estoy enfocado al 100% a esto y es importante para mejorar día a día”.

Al llegar a Sao Paulo, Bedoya quedó sorprendido con el nivel del piso de sus compañeros. Comenta que es lo que más le costó adaptarse.

”Su nivel de piso es buenísimo, y es a lo que más me costó adaptarme. Aún siento que me falta, pero es la idea de haber venido acá, mejorar cada aspecto de mi juego”.

Durante las últimas semanas se especuló sobre un posible ingreso del talento peruano a la cartelera de UFC en Uruguay tras su inesperada salida del evento de Combate Américas en mayo último en nuestro país. Sin embargo, a poco menos de un mes de la función, el Cachorro se siente lejos de Montevideo.

”La fecha está muy cerca. Cuando vine a Brasil la idea era esa. Pero entre negociaciones y buscar un rival, pasó el tiempo y ya la posibilidad se alejó. De igual manera con UFC nunca se sabe, son bastante impredecibles, no sabemos que pueda suceder mañana o de acá a una hora”, comentó Bedoya.

Rolando actualmente se encuentra trabajando con la agencia americana First Round Management, al igual que los peruanos Carlos Huachin y Jesús Pinedo.

”Firmé con ellos para que sean manager y representantes. La idea es que puedan conseguir el tan ansiado contrato con UFC. Cuando haya novedades lo sabrán de inmediato”.

En sus más de cinco años como profesional, Rolando Bedoya ha competido tanto en peso ligero (70kg) y en peso welter (77kg). Según confiesa, se siente comodo en ambas divisiones.

”Estoy haciendo un trabajo estricto en cuanto a dieta y musculación, para poder llegar a los 70 kilos. Este año en marzo competí kickboxing en ese peso y me sentí muy cómodo, fuerte y rápido. Así que podría decirse que tanto en 70 como en 77 me siento muy bien”.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí