Tantas veces, Jon Jones.

El excampeón semipesado de UFC, Jon Jones, no podrá pelear este sábado en Las Vegas ya que arrojó positivo en una prueba de doping a la que fue sometido.

Según informan distintos medios, la Comisión Atlética de Nevada encontró rastros de turinabol en el organismo de Jon Jones en una mínima cantidad, en una prueba que se realizó hace aproximadamente un mes.

A pesar de dar positivo, la comisión no podrá suspender a Jon Jones ya que estos rastros son residuos mínimos y ya fue suspendido en el 2017 por la misma sustancia. Los especialistas señalan que no se sería una violación a la política antidopaje.  

De esta manera, se anunció que se continuará con el análisis de la sustancia pero por el momento la Comisión Atlética de Nevada no podrá darle la licencia a Jones para que pelee en Las Vegas.

“Esto permitirá una discusión mesurada, reflexiva y exhaustiva de su protocolo de prueba antidopaje y sus resultados, y brindará una oportunidad para que el NSAC determine el camino apropiado para él en Nevada”, sostiene la Comisión Atlética de Nevada. “Esperamos su audiencia”.

Debido a esto, UFC ha decidido hacer un cambio de escenario a menos de una semana para el evento. Ahora, UFC 232 se llevará a cabo en el Forum de Inglewood en California.

“Estoy enfocado en lograr mi objetivo de recuperar el título de peso semipesado. Me he sometido voluntariamente a cada prueba de la USADA antes de esta pelea y la USADA ha confirmado lo que he estado diciendo todo el tiempo: soy un atleta limpio”, comentó Bones en sus redes sociales.

De igual forma, el combate entre Jones y Gustafsson se mantendrá como pelea estelar por el título de peso semicompleto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here