Luego de que el actual campeón de la división de peso ligero, Khabib Nurmagomedov, dominara a los dos últimos contendientes al cinturón, siendo el último Dustin Poirier con el cual unificaría el cinturón, ya que era el campeón interino y así, sería Nurmagomedov monarca absoluto de la división y mantendría su invicto de 28 combates ganados.

Se pactaría por quinta vez el combate frente a Tony Fergurson para el evento UFC 249, donde por fin ambos se podrían enfrentar en esta tan ansiada pelea, pero la pandemia del COVID-19 acabaría con los planes de la compañía y dejaría a Khabib encerrado en Rusia sin poder ir a los Estados Unidos, esto cambiaría mucho la historia y rumbo del próximo contendiente.

Justin Gaethje llegaría a UFC luego de una gran carrera fuera de la compañía americana, siendo campeón en WSOF y llegando invicto en 17 combates sin conocer derrotas o empates. Empezaría venciendo a Michael Johnson por TKO y luego caería derrotado en dos oportunidades por el ex monarca de la división Eddie Alvarez por la vía del nocaut, seguido por Dustin Poirier por TKO, lo que pudimos apreciar de esta versión de Gathje y como él propiamente lo dijo en entrevistas a múltiples medios fue: «yo solo quiero dar buenos combates, divertir al público y hacer buen dinero».

Luego de esto, la carrera de Justin tomaría un matiz diferente y se amoldaría ya más a un plan estratégico, acercase a la órbita titular ganando de forma fenomenal a sus tres últimos rivales: James Vick, Edson Barboza y Donald Cerrone. A los tres, en el primer asalto.

Ahora es momento de retomar el inicio de esta nota. Justin entra en la órbita titular aprovechando que Khabib no podía enfrentarse a Tony, ya que estaba confinado en Rusia y los americanos serían pactados para enfrentarse en el regreso de la compañía en plena pandemia en UFC 249 por el cinturón interino de los pesos ligeros.

El ex campeón de WSOF se mostraría bastante apegado a la estrategia y molería a golpes de a pocos a Ferguson, así, lastimándolo sin apresurarse y llevándolo al quinto asalto donde lo acabaría a golpes ganando por nocaut técnico, acabando con la racha del «Cucuy» de 12 combates sin conocer la derrota y coronándose campeón interino de la división ligera.

Ahora que sabemos que Gaethje vs Nurmagomedov ya están pactados para enfrentarse el 24 de Octubre en UFC 255, se viene un gran combate entre, quizás los tipos más duros que ha visto esta división, Khabib, un wrestler de mucho dominio, frente a un chico como Gaethje, que solo lo conocen muchos como striker y no por sus orígenes de wrestling que practicó desde muy pequeño hasta la universidad, incluso enfrentándose George St. Pierre en sus épocas universitarias. También, hemos visto en apuros a Khabib en su pelea de pie, siendo uno de sus puntos más flacos, pero ciertamente no pasando a mayores y dominando a rival que le han puesto al frente.

Sin dudas, el 24 de octubre, de no ocurrir ningún contra tiempo, veremos la pelea por cinturón, quizás más importantes en los últimos tiempos donde chocará lo mejor de lo mejor en mundo de esta categoría.