Jones ha pasado limpio los test de antidoping realizados previos a su regreso en UFC 232 el pasado 29 de diciembre de 2018 ante Alexander Gustafsson.

Los resultados de las pruebas tomadas el día 29 de diciembre previo a UFC 232 por USADA y la Comisión Atlética del Estado de California (CSAC, por sus siglas en inglés), fueron negativos para cualquier residuo del metabolito M3, componente de la sustancia que consumió Jones (turinabol) anteriormente.

La noticia fue originalmente reportada por Brett Okamoto de ESPN, cuando el director ejecutivo de la CSAC, Andy Foster confirmó a los medios sobre los resultados de las pruebas de antidopaje.

UFC 232 tomó lugar en la arena The Forum, en Inglewood, California, el 29 de diciembre con el regreso de Jon “Bones” Jones ante el contendiente al título de peso semi completo Alexander Gustafsson. El evento tuvo el cambio de locación debido a que Jones aún presentaba residuos del metabolito que utilizó para su revancha ante Daniel Cormier el pasado 29 de julio de 2017 en UFC 214.

Jones (23 – 1, 1 NC) venció a Gustafsson en el tercer asalto por la vía del nócaut técnico y conquistó nuevamente el cinturón de los pesos semi completos. Ahora se le ha programado para defender su cinturón ante Anthony Smith el próximo 2 de marzo en UFC 235, en Las Vegas, Nevada. Para esto, necesita la aprobación de la Comisión Atlética del Estado de Nevada para que puedan otorgarle la licencia para pelear ahí.

Definitivamente con esta noticia, Jones estaría un paso más cerca para obtener su licencia para pelear en Las Vegas en marzo próximo.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí