De algo que los peleadores no hablan.

El inglés Darren Till hizo su debut en peso medio el último sábado en UFC 244. Enfrentó al excontendiente al título Kelvin Gastelum en un combate a tres asaltos.

Tras empezar un poco cauteloso, Till fue soltando mientras iban pasando los minutos. Los jueces le dieron la pelea a Darren por decisión dividida.

En camerinos, el oriundo de Liverpool confesó que no quería entrar a la jaula. “Estaba tratando de fingir una lesión antes de salir. Estaba pensando en una lesión para fingir porque simplemente no quería entrar allí”.

“Esto es probablemente algo de lo que los luchadores no hablan. Pero me conoces y soy honesto. Ahí es exactamente donde estaba. Ahora, estoy aquí. La confianza ha regresado. Como (improperio) todos estos pesos medianos. Yo voy por todo. He vuelto”, expresó el inglés.

Darren Till dio el salto a peso medio luego de dos duras derrotas en welter. Cayó ante Tyron Woodley por sumisión y luego fue duramente noqueado por Jorge Masvidal.

“Antes de Woodley, no había ningún tipo que pudiera vencerme. ¿Y luego dos derrotas como esa? Simplemente me quitaron mucho dentro de mí. No lo dije, pero luché contra algunos demonios duros. Luego, obviamente, ser arrestado y hay otras cosas. Pierdes patrocinadores y es un torbellino es bueno y es malo”.

Retomar la confianza luego de dos duras derrotas es sumamente dificil. Till lo vivió y cuenta como pasó los primeros minutos dentro de la jaula.

“Entonces la primera ronda terminó y dije: ‘Vamos, recuérdate. Ahora vamos a ganar esta pelea de la manera que planeamos. No dejaremos que te toque y vas a ganarlo ‘”, dijo Till. “Sabía que iba a ser difícil noquearlo. Sabía que tenía el poder, pero es una galleta dura. Así es como es”.

“Los combatientes pueden no decirlo, pero siempre lo diré. Ya sea bueno o malo, he sido criticado en el pasado o lo que sea. Ahí es donde estaba hoy tan pronto como me despertaba”, concluyó Darren Till.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí