“La categoría de peso wélter de Bellator es la mejor del mundo”, diría el presidente de la organización, Scott Coker, hace más de un año durante el anuncio del Grand Prix. Y no, claro que eso no es verdad. Pero, evidentemente, no tiene nada que envidiarle a la categoría wélter de UFC o a la de cualquier otra promoción. Con el pasar de los años, la división de los 77 kilos de Bellator se ha convertido en uno de los grandes atractivos de la promotora y ahora sabrás por qué. 

Hace alrededor de un año, Scott Coker tuvo la espléndida idea de querer firmar a Ben Askren—quien por aquel entonces era el campeón peso wélter de ONE Championship—para hacer una súper pelea frente a su campeón Rory MacDonald. Las negociaciones, sin embargo, no cumplirían con las expectativas de ninguna parte: Bellator ofrecía un contrato por múltiples peleas, mientras que Askren pediría solo una (por su deseo de firmar con UFC, que se cumpliría eventualmente). Así, la idea de una pelea de campeón versus campeón se esfumaría, y lo mejor estaría por llegar. 

Douglas Lima, quien sería el penúltimo campeón de Bellator, se ha convertido en uno de los peleadores más interesantes del mundo en la división y en su pelea frente a Rory MacDonald—en la que, por supuesto, perdería por un tecnicismo—lo demostraría. El brasileño era visto hasta antes de eso como un peleador decente que tendría suerte en su segunda pelea frente a Andrey Koreshkov cuando conectaría aquel hermoso cruzado de izquierda. No obstante, el hermano mayor de Dhiego Lima se luciría dominando en todos los aspectos al ruso durante la trilogía. 

Lima ha demostrado un excelente nivel de pelea que podría darle problemas a cualquiera en el mundo. Y en estos momentos, luego de vencer por segunda vez a Andrey Koreshkov, el excampeón tomará al invicto en 15 combates, Michael “Venom” Page, quien en toda su carrera viene demostrando ser uno de los mejores golpeadores del mundo, a pesar de que en su última presentación no se luciría como de costumbre.

Bellator, en busca de llevar nuevos nombres a la división, firmaría por múltiples peleas al ex campeón wélter de WSOF, Jon Fitch, quien en su debut dominaría a Paul Daley; ahora, en los cuartos de final del Grand Prix, el veterano de 41 años de edad peleará por el título frente al campeón Rory MacDonald. 

La categoría continúa con otros nombres interesantes, a pesar de que el Grand Prix está cerca de pasar a la etapa de semifinales. 

La organización ha trabajado formidablemente en las carreras del exluchador Ed Ruth y el especialista en jiu-jitsu brasileño Neiman Gracie, haciéndoles récords perfectos frente a competencia idónea. En la primera etapa del Grand Prix, Bellator decidiría emparejarlos y sería Gracie quien se llevaría la victoria después de conseguir la estrangulación trasera. La siguiente pelea de Neiman será frente al ganador de Rory MacDonald versus Jon Fitch. 

Sin duda, el Grand Prix recibiría bastante atención, pero también las peleas que se realizan fuera del torneo. Lorenz Larkin, quien haría un récord de 2-2 con la organización luego de vencer al experimentado Ion Pascu, se encuentra en planes para pelear con Andrey Koreshkov en un futuro cercano. Por otro lado, el prospecto de 25 años de edad Yaroslav Amosov, quien en su última pelea vencería a Erick Silva, tiene un récord asombroso de 21-0 y podría recibir un buen nombre en su siguiente pelea. 

El último lunes durante la conferencia de prensa de Bellator 222, Scott Coker confirmaría una atractiva pelea entre Erick Silva y Paul Daley.

Pero, si piensan que esos nombres son los únicos que componen el roster de peleadores, pues hay más. Bellator ha creado muchas expectativas con el galardonado luchador y alumno de Henri Hooft, Logan Storley, quien se encuentra invicto en 10 peleas. A finales del año pasado, la organización firmaría al italiano Giorgio Pietrini y al inglés Ashley Reece. Recientemente, el invicto en 7 peleas, el británico Craig Turner, se convertiría en una nueva adquisición. El brasileño Vinicius de Jesus, que tiene un récord de 3-1 en la empresa, se encuentra buscando una pelea frente a Dillon Dannis, pero lo más probable es que reciba en su próximo combate a David Rickels o Brennan Ward, si es que ese último ya se recuperó de su lesión.

A su manera—bastante paulatina, muy selectiva y súper eficiente—, Bellator ha creado en su categoría de peso wélter uno de sus grandes atractivos, dándoles a los fanáticos grandes peleas. De hecho, con esta forma de operar de la organización no se sorprendan de ver mejores cosas durante los próximos meses: más prospectos, grandes nombres y, por qué no, campeones de otras promotoras.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí